El tiempo se acaba para Averly.

El 22 de junio el Ayuntamiento de Zaragoza someterá a votación del pleno el derribo de la parte no protegida de Averly, con los posibles votos a favor, o abstenciones, del derribo de PP, C’S y PSOE. Es por ello que en esta semana hemos podido leer en los principales periódicos de nuestra comunidad, Heraldo de Aragón y Período de Aragón, distintas noticias o reportajes que en este post resumiremos.

La semana pasada recogía Heraldo de Aragón, en su apartado “La Tribuna”, un artículo elaborado por las profesoras del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, Pilar Biel y Ascensión Hernández, sobre Averly. En este artículo se afirmaba que el patrimonio industrial es una huella de uno de los mayores sucesos acaecidos en el mundo contemporáneo como es la Revolución Industrial, que empieza a ser valorado por la sociedad debido a la evolución de la la misma.

Las autoras consideran que los talleres de la Fundición Averly representan el modo de vida y fabril del siglo XIX y resulta chocante que más que una oportunidad de proteger nuestro patrimonio para poder darle un uso cultural o social1, Averly suponga un problema para las administraciones públicas competentes: Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Zaragoza.

Finalmente afirman que se debe proteger todo el patrimonio de valor que exista en nuestra comunidad, no solo aquel que resulte más relevante.

Algunas de las reflexiones interesantes que aparecen en el articulo son las siguientes:

“Una sociedad que olvida su pasado, más aún, que los destruye, no puede avanzar armonicamente”

“En el pasado está nuestro futuro”

Por otro lado, un poco en el hilo del tema de este articulo, hoy se celebraba en Caixaforum de Zaragoza una pequeña jornada dedicada al patrimonio industrial y a Averly en la que expondrán sus conocimiento expertos venido de Barcelona, Madrid o Valencia. Las jornadas reciben el nombre de “Watch Day”, en ellas se explicará el caso de Can Batlló de Barcelona, se dará ideas de como reutilizar el patrimonio industrial o se analizará el caso de Averly.

13475157_1349787641703444_237081160151695949_o

Cartel conferencias “Watch Day”

Hoy el Periódico de Aragón y Heraldo de Aragón recogen dos artículos que vienen a explicar un poco lo que va a suceder el día 22 con la votación en pleno de la licencia de derribo de Averly. Ambos artículos recogen el testimonio del concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Muñoz, que afirma que el objetivo del consistorio zaragozano es “modificar el PGOU para calificar la zona como de equipamiento público” y trasladar la edificabilidad de los 160 pisos que quiere construir Brial a otro lugar.

Alguno de los usos que se pretendía dar a Averly era crear un centro cívico, unas salas de exposiciones e incluso se pensó en la posibilidad de construir un mercado en las naves industriales. Desde el consistorio zaragozano afirma que este proyecto podría ser financiado por la DGA puesto que se recibirían distintas subvenciones y ayudas de distintas fundaciones internacionales.

1En el artículo se pone como ejemplo el Matadero de Madrid y el centro Civico Cultural de la mina de Zollverein de Alemania.

 

 

 

Anuncios

Ruta turística por la Zaragoza Industrial.

C0mo todos conocemos, el patrimonio industrial está en declive. Por más informes que elaboren los distintos especialistas en la materia sobre la importancia de conservación del patrimonio industrial, ninguna administración hace nada al respecto.

Asunción Urgel (profesora asociada del Departamento de Historia del Arte de Unizar) , en su documento “Ocasiones pérdidas en el patrimonio industrial aragonés o lo que pudo haber sido” habla así del patrimonio industrial:

“Hablar de recuerdo es evocar la ausencia de un presente. Una falta entendida en un doble sentido, la desaparición física de los bienes industriales de un lado y de otro, la pérdida de información que podían poseer.”

Eso es lo que hay que evitar, que el patrimonio industrial desaparezca y quede en el olvido. El post de hoy versa sobre la realización de una pequeña ruta turística por aquella industria de Zaragoza destinada al olvido.

  1. La Chimenea

Empezaremos con la visita en la tan conocida por los zaragozanos “Chimenea”, ubicada entre la Coorporación Aragonesa de Radio y Televisión y el Club de Natación Helios, en el llamado Camino de Ranillas.

Está chimenea, realizada en ladrillo cara vista, fue edificada en 1917 y formaba parte de la empresa Morón y Anos, dedicada al lavado y secado de la lana.

Hoy en día la parada de tranvía que se ubicada próxima a este bien se llama “La Chimenea”

la chimenea

Chimenea de la fábrica de Morón y Anos.

2. Mercado de Lanuza 

Nuestro próximo destino es el Mercado de Lanuza, también conocido como Mercado Central, ubicado próximo a la Plaza del Pilar, junto al Torreón de la Zuda.En el lugar en el que hoy en día se ubica el Mercado Central existía, hasta el siglo XIX, un pequeño mercadillo al aire libre.

El nuevo mercado fue construido en 1903 por Félix Navarro, bajo la supervisión de Ricardo Magdalena que era el arquitecto municipal. Es una de las grandes obras de nuestro país realizada a base de hierro y cristal, aunque también se utilizó piedra de Calatorao.

La Asociación de detallistas del Mercado Central de Zaragoza realiza visitas guiadas a las instalaciones bajo previa reserva.

En la primera foto representa los comienzos de la construcción del Mercado Central, la segunda foto es una de las entradas de dicho mercado.

3. Antigua Imprenta Blasco

Se encuentra muy próxima al Mercado Central, detrás de la Audiencia Provincial y justo enfrente de la Escuela de Turismo. Antes de ubicarse en la Plaza Ecce Homo, Imprentas Blasco tuvo otras ubicaciones previas: en la calle Candalija o en la Plaza San Felipe.

El edificio se comenzó a construir en 1921 y se inauguró en 1924. La composición estilística es bastante simple, pues toda la fachada está realizada a base de ladrillo con vanos adintelados. El dintel de la puerta de entrada tiene aires neogóticos.

Hoy en día, Imprentas Blasco sigue funcionando en el Paseo Teruel y el antiguo edificio, ahora propiedad del Ayuntamiento de Zaragoza, esta siendo analizado para proporcionarle un nuevo uso: residencia de estudiantes, viviendas de alquiler social, museo de la imprenta (ya rechazado)…

antiguo edificio de imprentas blasco

Edificio de la Antigua Imprenta Blasco

imprentas blasco

Fachada principal del edificio antiguo de Imprentas Blasco

SANYO DIGITAL CAMERA

Imprentas Blasco en el Paseo Teruel.

4. Factoría Averly

Que decir de este edificio…

Averly tuvo muchas otras ubicaciones hasta que se ubicará donde lo conocemos hoy en día. Esto no se produjo hasta el 1880. Fue el taller más grande de Aragón en fundición industrial y artística de bronce y hierro.

Hoy en día pertenece a la promotora Brial, que ya ha derribado la mayor parte de la zona no protegida para la realización de un bloque de pisos de 19 plantas.

Si quieres saber más sobre Averly no dudes en visitar algunos de los post anteriores:

cropped-averlyy.jpg

Fundición Averly

5. Fábrica de galletas Patria

Se encuentra un poco alejada del centro de la ciudad, en la Avenida de Cataluña.

Esta fábrica, edificada por Félix Navarro, comenzó a funcionar en 1910 y es uno de los ejemplos mejor conservados del patrimonio industrial zaragozano. La fachada se encuentra muy bien conservada estéticamente, la fabrica era un edificio industrial al que Felix Navarro quiso dar un toque monumental.

La mayor parte del edificio está realizado a base de ladrillo, hoy en día alberga un concesionario de coches.

Digital StillCamera

Antigua Fábrica de Galletas Patria

Otros edificio de interés industrial de Zaragoza son: el Monumento a la Industria (Plaza Mozart), Estación del Norte, Fábrica de chocolates Orús (NH Orús)…

 

 

¿El patrimonio industrial en el olvido? Nuevos usos.

En varios post anteriores hemos explicado ejemplos concretos de distintos edificios industriales que se han renovado para convertirse en centros culturales. Ahora es momento de dar una visión generales de los distintos usos que se da a este tipo de patrimonio en nuestro país, veremos que existe una gran número de usos que son muy diferentes entre sí.

El patrimonio industrial, desde su nacimiento, está destinado a ser olvidado ya sea por el fin de la actividad industrial de una empresa o por la etiqueta de “arquitectura poco estética”,  que gran parte de la sociedad da a este tipo de edificios.

Nunca hay que olvidar que el patrimonio industrial representa el desarrollo industrial de un país, el antes y el después. Además un gran numero de la población se ve reflejado en este patrimonio puesto que han pasado gran parte de su vida trabajando en la industria.

En Aragón el mejor ejemplo de patrimonio industrial que ha visto renovado sus usos son el matadero de Huesca y Zaragoza, ambos destinados a centros culturales y expositivos, o la Harinera de San José que ha sido reabierto como un nuevo centro creativo.

Otro ejemplo que posee una gran presencia en nuestra región, aunque no sean industriales, es la creación de granja escuelas en edificios que anteriormente fueron utilizados como granjas o corrales donde los campesinos tenían sus animales y herramientas.

Otro uso, el más demandado y el que mejor se asemeja a las características de estos edificios, es el museístico. En uno de los últimos post hablamos sobre la gran posibilidad que tiene la parte protegida de Averly de convertirse en el Museo de la Industria de Aragón. Otro ejemplo de la adecuación de un edificio industrial a un museo lo tenemos en Valladolid, con la antigua fábrica de Harinas Palero transformada en el Museo de la Ciencia.

harinas palero 1912

Harinas Palero en 1912

Museo-Ciencia-Valladolid_Exterior-636x303

Museo de la Ciencia de Valladolid (antigua Harinas Palero)

 

 

 

 

Cataluña es la comunidad española que mejor sabe aprovechar estas oportunidades de reutilización que da el patrimonio industrial. Algunos edificios industriales de esta comunidad han sido transformados en bibliotecas públicas, zonas de estudio, escuelas públicas o incluso en edificios residenciales.

En el siguiente link se puede conocer más a fondo estos nuevos y diversos usos que han dado al patrimonio industrial en Cataluña: Nuevos usos para el patrimonio difuso, Universidad Politécnica de Cataluña.

2-mercado-motores-museo-delicias-de-madrid

Mercadillo artesanal (Madrid)

En Madrid por ejemplo, en una antigua nave de ferrocarril, dentro del Museo del Ferrocarril, se celebra todos los domingos rastrillos y mercados artesanales. Otros edificios han sido destinados a oficinas o adecuados para la organización de fiestas y eventos.

 

Unos usos fuera ya de lo común, también existentes, son reconvertir estos edificios industriales en galerías comerciales, restaurantes u hoteles.

3-raccoon-games

Tienda de cómic (Sevilla)

Hacia un Museo de la Industria en Aragón

Como todo el mundo sabe, Brial se ha comprometido a dedicar parte de la zona protegida de Averly a crear un Museo de la Industria en Aragón con la colaboración de la Fundación Basilio Paraiso y la Confederación de Empresarios de Zaragoza. También se comprometió en rehabilitar las oficinas en las cuales existe un gran patrimonio documental de valor.

La Familia Hauke está dispuesta a ceder todo el patrimonio necesario (más o menos datado en el s.XIX) para que el proyecto del museo pudiese ver la luz. Carmen Hauke, antigua propietaria de Averly y hoy en día residente del edificio de viviendas de la factoria, cree que el proyecto favorecería la conservación de la parte protegida de la fundición.

La empresa Brial ya tuvo la iniciativa de crear este museo en la antigua fábrica de “Giesa” (hoy conocida como Schindler), ubicada en el barrio zaragozano de Las Fuentes, pero el proyecto no resultaba viable.

100_4072

Antigua fábrica de Giesa en Las Fuentes

La industrialización tuvo un gran impacto en Aragón, una comunidad meramente agrícola, por lo que un museo que recogiera este gran hecho histórico sería de gran relevancia para la sociedad aragonesa.

Por otro lado, el jardín sería rehabilitado como zonas verdes y públicas destinadas a la ciudadanía, por lo que se cree que el nuevo espacio podría llegar a convertirse en un foco cultural de referencia en la ciudad. Este nuevo museo también podría convertirse en un novedoso producto turístico por lo innovador de su temática.

En el museo, además de exhibirse maquinaría industrial de varios siglos, sería interesante que existieran paneles, que narrasen la historia tanto de Averly como de la industrialización en Aragón, con los que los visitantes pudiesen interactuar.

Otra parte del museo debería ser destinada a un espacio de exposiciones temporales sobre la industria como la realizada por la Fundación Tarazona Monumental, en noviembre del año pasado, bajo el nombre “Made in Tarazona” en la cual se exponían objetos datados entre los siglos XVIII-XX.

foto-hector-perez_5151

Exposición Made in Tarazona

Otra interesante exposición relacionada con la industria, fue la realizada por Balay el año pasado en la Cámara de Comercio de Zaragoza. En esta exposición se podía conocer la historia de Balay, ver la evolución de los electrodomésticos de la marca e incluso había una pequeña serie de electrodomésticos diseñada por Agatha Ruiz de la Prada.

El patrimonio industrial y el uso actual que se le da. El caso de la “Harinera de San José”

El edificio en el que se encontraba ubicada la “Harinera de San José” fue construido en 1796 y reformado en 1860 por el arquitecto Nicolás García, dotándolo de nuevos usos. En un primer momento, el edificio fue destinado como molino de aceite hasta mitad del siglo XIX, cuando se instaló una fundición y posteriormente en 1860 se constituye la fábrica de harinas de Pedro Urroz. La fábrica estuvo en funcionamiento hasta 2001, cuando se trasladó a un polígono industrial y fue adquirida por el Ayuntamiento de Zaragoza en el año 2004.

De los elementos que componen la harinera resultan de especial interés el edificio principal, que es el más antiguo, los almacenes datados de 1920 y los elementos hidráulicos como las turbinas o saltos de agua.

Después de tantos años en desuso, la Harinera ha vuelto a abrir sus puertas con un espacio creativo,   un lugar de creación y colaboración en el cual se realizan multitud de actividades destinadas para todos aquellos vecinos de San José que lo deseen, así como para el resto de personas que quieran visitarlo.

30792_g

La gestión de esta “nueva Harinera de Zgz” se realiza mediante una colaboración entre el Ayuntamiento de Zaragoza (a través de Zaragoza Cultural), la Asociación de Vecinos de San José y todas aquellas personas que han decidido participar en el proyecto, por lo que las decisiones tomadas se deciden mediante consenso.

Para el desarrollo del trabajo Harinera Zgz ésta  cuenta con varias Comisiones y Grupos de Trabajo que son realmente los que crean las actividades que se realizan en este nuevo espacio.

¿Cómo formar parte de este nuevo proyecto de Harinera Zgz? Muy fácil, solo existen los siguientes requisitos:

  • Acudir regularmente a las asambleas.
  • Incorporarse al menos en una de las Comisiones o Grupos de Trabajo que más te interesen o se adecuen a tu perfil.

El primer trimestre ofrece un conjunto de actividades muy ambiciosas, algunas de estas actividades son la realización de máscaras artísticas, creación de maceteros reciclados o talleres de ilustración y cómic entre otros. Las actividades que se realizan están estructuradas en torno a cuatro ejes temáticos:

                           HACER         CONVERSAR         VER               CONOCER

CfSh0mEWEAAe5EU

 Para más información sobre las actividades del primer trimestre: https://harinerazgz.files.wordpress.com/2016/03/desplegable-a3-harineradef-2.jpg

PATRIMONIO Y CULTURA: UN CONFLICTO DE INTERESES.

La Factoría Averly, en los últimos meses, se ha convertido en objeto de un continuo debate político, tanto en el gobierno regional como en el Ayuntamiento de Zaragoza.

A principios de este mismo mes saltó en la prensa la noticia de que en el consistorio zaragozano, el Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos habían firmado una moción en la cual se pedía el derribo de la parte no catalogada de Averly puesto que afirmaban que “se encuentra en situación ruinosa”. En oposición a estos, el concejal de Urbanismo, Pablo Hijar instaba por dialogar con Brial para que llevara su proyecto de edificabilidad a otro lado a cambio de una indemnización.

A nivel regional, en las Cortes de Aragón, la totalidad de partidos políticos con presencia en esta institución (exceptuando C’S que opto por la abstención) firmaron un manifiesto en el cual se ponía en valor “el valor histórico, cultural y patrimonial de la factoría” además pedían que se cumpliera la protección de todos aquellos bienes que forman parte del patrimonio cultural de Aragón. Pocos días después, el Partido Aragonés (PAR), pedía que se acelerará la propuesta del Museo de la Industria en Aragón como existe en muchas partes tanto de España como del mundo.

Por otro lado el Tribunal Superior de Justicia de Aragón afirmaba que se debía tratar con prudencia la protección de Averly, la prohibición de realizar algún tipo de obra en la factoría no fue firmada porque APUDEPA, acusación popular, no puso el millón de euros que se exigía como caución.

En el otro extremo se encuentra Brial, actual propietaria del terreno. Consideran que no se esta siendo justo con ellos y con su proyecto ya que afirman que la compra de Avely supusó el levantamiento de 36 embargos a los que estaban haciendo frente los antiguos propietarios. Estos se comprometen a construir el museo de industria en la parte protegida el cual contaría con una sala de exposición y conferencias además de un espacio para distintas entidades.

Hace justo una semana se realizó un encuentro en la puerta de Averly en el que participaron tanto APUDEPA como la iniciativa “Letras en la ciudad” en el cual se puso de manifiesto la relevancia de la fundición y la repercusión que tiene su obra industrial y artística. Para este acto esta iniciativa social, cre
ó una gran F (FUNDICIÓN + FUTURO), la cual quedó enmarcada en el propio c
omplejo fabril, para que la gente que participaba en el acto pudieran hacerse fotos y subirlas a las redes sociales con el h
astag #fundiciónyfuturo.
apudepa-averly-acto-1-8 Y ya por otro lado tenemos a la  propia población que en general se opone al derribo de la factoría ya que la consideran parte de la historia de la ciudad. Esta contraposición la hemos observado en las distintas concentraciones que se han realizado para reflejar el rechazo al derribo de la factoría.

Como podemos observar el patrimonio y la cultura van a estar siempre destinados a ser objetos de distintas disputas y debates por parte de muchos agentes con diferente forma de pensar y distintos intereses. El patrimonio no es algo con lo que se pueda jugar, ya que representa la historia y las raíces de la sociedad, por lo que en temas que resultan complicados (véase la situación de Avely) sería interesante que los políticos tuvieran en cuenta la opinión de expertos en el tema.

apudepa-averly-acto-1-7

Lo industrial también vende: protección del patrimonio industrial para nuevos usos.

Una  vez más nuestro país hace gala de su peculiar concepto del patrimonio, hablamos como no podía ser de otra forma de la destrucción del patrimonio industrial. Tanto desde la población como desde las distintas administraciones públicas, se viene dando poca importancia a la conservación y rehabilitación del patrimonio industrial, si es bien que en los últimos años esta situación ha ido mejorando.

Desde mi punto de vista, uno de los principales motivos de esta situación es la escasa valoración y significado que suponen los edificios industriales para la población, ya que en la mayoría de los casos solo se tiene la percepción “industrial”, y se hace poco caso al propio edificio en si. Además, apenas existe planificación que regule los recursos del patrimonio industrial en nuestro país y mucho menos una coordinación eficiente entre las administraciones.

Hoy por hoy en nuestro país existe una gran riqueza, diversidad y valores del patrimonio industrial, puesto que representan los valores de lo que supone la revolución industrial para España. Es por ello por lo que es de gran importancia la necesidad de salvaguardar la memoria de la industrialización en nuestro país.

Averly es el más claro ejemplo en Aragón de la destrucción del patrimonio industrial, pero a nivel nacional existen otros muchos ejemplos similares. Gran repercusión nacional tuvo el Centro Social Autogestionado Can Vies, situado en Barcelona, y su posterior desalojo en 2014, puesto que era una ocupación ilegal.

Este Centro Social se ubicaba en un edificio construido en 1879 debido al inicio de las obras de construcción de la segunda línea de metro en Barcelona. Durante la Guerra Civil fue utilizado por distintos sindicatos ligados a la CNT

hasta que en la década de los 90 quedará en desuso debido a discrepancias entre los trabajadores del metro de Barcelona y la propia empresa. En 1997 fue ocupado por los jóvenes del Barrio de Sants, bajo el preetexto de que apenas existían en el barrio espacios de carácter lúdico; participaron numerosos colectivos sociales, y fueron estos los que comenzaron a darle un uso lúdico a este edificio de finales del siglo XIX. Realizaban desde talleres de teatro, fiestas, presentaciones de libros, talleres de elaboración de comida vegana…

En mayo de 2014, el entonces alcalde de Barcelona, Xavier Trias, decidió desalojar y derribar el centro social lo cual supuso gravísimos incidentes entre los propios ocupantes y la policía. Debido a  las continuas concentraciones de las entidades sociales para oponerse a esta demolición el ayuntamiento cedió y paralizó las obras de derribo. Ese mismo año se comenzó a reconstruir el centro para poder seguir dándole un uso cultural, del cual puedan aprovecharse los habitantes del barrio.

Este edificio acabó teniendo buena suerte, ya que finalmente no pudo ser derribado, pero con ello quedo patente la poca importancia que supone en la mayoría de los casos el patrimonio industrial para las administraciones. Otros muchos edificios industriales apenas tuvieron la oportunidad de, al menos, ser conservados para darles otros usos.

AVERLY: UN PATRIMONIO FUERTEMENTE DEFENDIDO POR LA CIUDADANIA.

Hoy es turno para dedicar un post a un agente social al cual casí habría que “hacerle reverencia” por su lucha constante en la defensa del patrimonio aragonés. Se trata de APUDEPA (Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés), una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo principal es la defensa del patrimonio cultural aragonés.

Esta asociación fue fundada en junio de 1996 como iniciativa de la Universidad de Zaragoza derivada de unas reuniones en las que se trató la importancia y necesidad de la conservación y protección de nuestro patrimonio.

Uno de los artífices de la creación de esta “acción pública” fue Emilio Gastón, creador del Partido Socialista de Aragón y el 67 Justicia de Aragón. Por aquel entonces la presidencia de la asociación recayó en Belén Boloqui Larraya, historiadora del arte y catedrática jubilada emérita de la UZ. Su cargo como presidenta tuvo una duración de 16 años hasta que en 2012 la presidencia pasó a manos del arquitecto Carlos Bitrián Varea.

Desde su nacimiento la asociación ha trabajado duramente en la necesidad de conservación, protección y defensa del patrimonio aragonés y uno de sus primeros trabajos fue la solicitud de conservación de la “Azucarera del Jalón” en Épila. Ha denunciado también distintas actuaciones (sobre todo en relación a la conservación y rehabilitación) llevadas a cabo en bienes formantes del patrimonio aragónes como la Estación Internacional de Canfranc, el Teatro Fleta, la Es
cuela de Bellas Artes, la situación de dejadez del pueblo viejo de Belchite o el derribo de la casa del pintor Pradilla en Villanueva de Gállego.

g gh

Arriba: Casa del pintor Francisco Pradilla             Abajo: derribo de la misma.

averly (1)

Cartel de concentración en defensa de Averly.

AVERLY

Cartel de concentración en defensa de Averly.

BaPPTyXCIAAE2Q7

Marcha en defensa de Averly.

 

Pero desde 2013 su lucha constante se centra en la defensa de Averly, para que se le otorgara la importancia que se le merece al ser uno de losiconos de la industria en Aragón. En ese mismo año APUDEPA firmo un manifiesto en el que se denunciaba el derribo de la fundición por parte del “coco” Brial. Este manifiesto dio lugar a la Plataforma Ciudadana Salvemos Averly formada entre otros por APUDEPA, la Asociación de Vecinos Lanuza – Casco Viejo o el Centro UNESCO Aragón.

APUDEPA ha sido el creadora de las numerosas concentraciones, la última el 23 de enero de este mismo año, ha favor de Averly, de su defensa y protección que parece que no ha tenido mucho éxito dentro de la administración autónoma.

LINKS DE APUDEPA:

 

Read More

El Patrimonio Industrial en Aragón

La industrialización llegó a Aragón aproximadamente en 1860 más o menos, gracias en gran medida al desarrollo de la agricultura. Durante el siglo XX esta industrialización se traspaso a otros sectores como el metalúrgico, el minero o el textil gracias en gran medida a la aportación de capital extranjero.

Para la construcción de estos edificios industriales se buscaba principalmente el criterio de funcionalidad por lo que no importaba que el edificio fuera bonito o no (en algunos otros casos la fuerte decoración daba un mayor rango de importancia a la empresa).

Algunas de las empresas que más favorecieron la industrialización en Aragón fueron la Sociedad Maquinista Aragonesa (1853), la Fundición Averly (1880), la Industrial Química de Zaragoza (1899) o la Sociedad de Minas y Ferrocarriles de Utrillas (1900). Ya más recientemente nos encontramos con la Opel de Figueruelas (1982) o la “polémica” Plataforma Logística de Plaza (2006).

Un hito importante en este proceso y que ayudó a que la industria aragonesa fuera conocida internacionalmente fue la Exposición Hispano Francesa de 1908 que se celebró en Zaragoza.

Situación actual del Patrimonio Industrial en Aragón

En Aragón la investigación del patrimonio industrial es relativamente reciente y viene dada desde el ámbito universitario y es gracias al mismo por lo que hoy en día tenemos un mayor conocimiento sobre el patrimonio industrial en nuestra comunidad.

El asunto a mejorar en Aragón es la conservación del patrimonio industrial ya que su desaparición es constante debido principalmente al desarrollo técnico que hace que las empresas se tengan que estar modernizando constantemente además del proceso de urbanización de la ciudad que hace que las zonas industriales se tengan que trasladar a la periferia.

La conservación de este tipo de patrimonio en Aragón esta casi naciendo si lo comparamos con otros paises europeos o incluso con otras Comunidades Autónomas de nuestro propio país como es el caso de Cataluña. Las principales actuaciones a la hora de conservar el patrimonio industrial aragonés son dos: una de ellas es la conversión en museos de algunas fabricas (La Zaragozana, Museo de la Electricidad de Murillo de Gallego, etc,.) y otra de ellas es la creación de nuevos usos para aquellas fábricas que se encontraban cerradas y casi en situación ruinosa unido a la intervención del sector privado. El mejor ejemplo de esta última es el antiguo matadero municipal de Zaragoza convertido en un centro cultural.

museo de la zaragozana

Museo de la fabrica de cerveza La Zaragozana (Zaragoza).

Hay algunas Comunidades Autónomas (Asturias, Madrid y Andalucia) que tienen una regulación más concisa del Patrimonio Industrial, en Aragón se dedica una pequeña referencia a este tipo de patrimonio en la Ley de Patrimonio Cultural Aragonés de 1999 (Título Cuarto, artículo 73). Este artículo define Patrimonio Industrial como todo aquello que está constituido por aquellos bienes de carácter etnográfico que forman parte del pasado tecnológico, productivo e industrial aragoneses y son susceptibles de ser estudiados con metodología arqueológica. Deberá crearse un Museo de la Ciencia y de la Tecnología como centro para la preservación y el estudio del patrimonio de carácter industrial”.

En 2004 un equipo de investigadores de la Universidad de Zaragoza comenzó a elaborar un inventario sobre edificios y conjuntos industriales que debido a sus valores son interesantes de conservar. Este trabajo ha permitido que edificios industriales que antes eran poco valorados hayan adquirido un mayor valor, quizá no muy estético pero si social y cultural.

Algunos de los edificios o conjuntos industriales incluidos en el inventario anteriormente mencionado son:

mercado central

Mercado Central (Zaragoza).

salinas_peral1

Salinas (Peralta de la Sal).

Otros ejemplos de patrimonio industrial los podemos encontrar el antiguo depósito de agua de Villanueva de Gállego denominado comunmente como El Tinajón que se construyo en 1934, la Azucarera de Aragón construida en 1892, la Sulfúrica (muy próxima a Mediana de Aragón), etc.

el tinajon villanueva

Depósito de agua El Tinajón (Villanueva de Gallego, Zaragoza).

la azucarera de zaragoza

Azucarera de Aragón (Zaragoza).

Después de la Guerra Civil la expansión económica se centró principalmente en el sector metalúrgico pero con ello no se quiere decir que el resto de sectores industriales no crecieran, sí lo hicieron pero en menor medida que los primeros. Ejemplos de esta época los encontramos en el edificio de Electricas Reunidas datado de 1958, la estación de servicio de Los Enlaces que data de principios de los 60, el edificio de Pikolin de 1973 o ya más reciente la Balay construida en 1988.

pikolin

Torre de Pikolin (Zaragoza)

Quizá la joya del patrimonio industrial aragonés sea la fundición Averly declarado Bien Catalogado en 2013 sobretodo por la importancia que ha tenido para la sociedad y la situación que esta pasando ahora (hay que recordar que Brial -dueña del 50% de la fundición- quiere construir un edificio de viviendas de nada menos que 19 plantas). Read More

El Patrimonio Industrial en España: un patrimonio desconocido

Es momento para tratar un poco por encima el tema del Patrimonio Industrial, el tipo de patrimonio en el que se incluye la Fundición Averly. Hablaremos del patrimonio industrial tanto a nivel nacional como a nivel regional para poder aplicar los conocimientos base a nuestra región.

El Patrimonio Industrial es quizá el tipo de patrimonio más controvertido ya que no tiene mucha aceptación por parte de la sociedad debido a que mucha gente considera este tipo de patrimonio como “simple fábricas”  o un “simple molino”.

Este patrimonio es una mera memoria y fotografía del proceso de industrialización que ha sufrido nuestro país desde mediados del siglo XVIII.

Pero, ¿que entendemos como Patrimonio Industrial?

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte elaboró en el año 2001 un Plan Nacional de Patrimonio Industrial en el cual se define como: “El conjunto de bienes muebles, inmuebles y sistemas de sociabilidad relacionados con la cultura del trabajo que han sido generados por las actividades de extracción, de transformación, de transporte, de distribución y de gestión generadas por el sistema económico surgido de la “revolución industrial“. Estos bienes deben considerarse como un todo integral compuesto por el paisaje en el que se insertan, las relaciones industriales que se estructuran, las arquitecturas que los caracteriza, las técnicas utilizadas en sus procedimientos, los archivos generados durante sus actividades y sus prácticas de carácter simbólico”.

El objetivo principal de este Plan Nacional de Patrimonio Industrial, de ámbito estatal, es la protección y conservación de este tipo de patrimonio ya que, debido a sus características y su poca aceptación por la sociedad, esta destinado a desaparecer. Dentro de este plan se incluyen manifestaciones industriales que van desde mitad del siglo XVIII, con el proceso de mecanización, hasta que estas fueron sustituidas por el proceso de automatización.

Algunos ejemplos que se incluyen en este Plan Nacional son:

 

astilleros navales del arsenal de ferrol (A Coruña)

Astilleros navales del Arsenal de Ferrol (A Coruña)

 

real fabrica de tapices de madrid

Real Fabrica de Tapices (Madrid)

 

Antigua fabrica de tabacos Valencia

Fábrica de Tabacos (Valencia)

Cabe decir que el Gobierno de Aragón declinó en su día presentar propuesta alguna para este plan, pero pocos años después elaboró una pequeña lista sobre tres bienes en los que sería interesante realizar algún tipo de intervención. Estos bienes son:

En el siguiente post nos adentraremos más a fondo en el Patrimonio Industrial de Aragón tratando un poco su historia, evolución, situación actual y nombrando aquellos bienes industriales de mayor relevancia en nuestra comunidad.

Read More